Etiquetado: Empresa

La felicidad en el trabajo II parte (10)



Un cartel que hay en mi empresa

Encuentro fascinante el hecho de que temas como la felicidad, la empresa, el bien común y el mindfulness o atención plena puedan entrelazarse con un extraordinario sentido. La empresa como organización, ha de cuidar la felicidad de las personas que la configuran, esto permite un mayor bienestar en la organización, incidiendo positivamente de esta manera en el bien común y en el rendimiento de la empresa.

La practica de la atención plena en la empresa facilita un estado de bienestar y felicidad de los trabajadores.

En la primera parte de este artículo señalé una serie de estudios e investigaciones que aseguran que la felicidad en el trabajo incrementa la rentabilidad de la empresa:

El estudio realizado por Manpower Professional, “la competitividad de las empresas no sólo depende de factores de gestión económica o de marketing  sino también de una práctica empresarial coherente con las necesidades de las personas”.

La Unión Europea … el clima laboral idóneo  a aquel trabajo que permite desarrollar las habilidades del trabajador y que se le permita seguir aprendiendo durante toda su vida.

Daniel Goleman el clima emocional en el trabajo puede incidir de un 20 o 30 por ciento en el rendimiento.

Kaplan y Norton … “los empleados satisfechos son una condición previa para el aumento de la productividad, de la rapidez de reacción, la calidad y el servicio al cliente”.

 Alexandre Kjerulf,… trabajadores felices trabajan mejor …

En esta segunda parte quiero remarcar el sentido de la practica de la atención plena en la empresa.

Cabe destacar las investigaciones del doctor Richard Davidson sobre la incidencia de la practica de la atención plena en el cerebro, éstas vienen a señalar la extraordinaria plasticidad de este órgano, pues el entrenamiento de la atención hace cambiar la forma de trabajar del cerebro, demostrándose que las zonas que ayudan a desarrollar las sensaciones positivas  se aumentan con el entrenamiento de la atención plena al contrario de las zonas de las sensaciones negativas y por consiguiente, esto se traduce en un incremento del nivel subjetivo de la felicidad de la persona.

Si a esto unimos el hecho que demuestran otras investigaciones, las que aseguran que el incremento de la felicidad subjetiva del trabajador incrementa su productividad y la de la empresa. Podemos creer que las empresas van a ir implementando actividades de atención plena entre sus trabajadores, para así favorecer el bienestar de los trabajadores y así también incrementar la productividad empresarial.

Este y el anterior post han surgido tras escuchar el siguiente podcast  ¿Qué puede hacer mindfulness por la empresa?

La felicidad en el trabajo (9)


Empresa de maderas

¿Qué relación puede tener entre si la felicidad y la empresa ?

La empresa es un espacio de convivencia , donde pasamos gran parte de nuestra vida. Un lugar donde dejamos nuestro esfuerzo para desarrollar nuestro oficio. Donde entablamos amistades, compartimos sentimientos y nos desarrollamos como trabajadores. Parece evidente que el espacio de trabajo ha de ser un lugar mimado por el empresario con el fin de que las experiencias laborales que allí se produzcan sean lo más productivas posibles.

Mi experiencia me hace pensar que son pocos los empresarios que han caído en esta idea. Siempre se ha creído que el trabajo es un lugar de esfuerzo y tensión. La mentalidad empresarial ha venido desarrollando practicas coercitivas sobre sus trabajadores para alinear y controlar a los mismos, sin caer en la posibilidad de atender sus necesidades de convivencia, familiares y de seguridad.

Estudios e investigaciones.

El estudio realizado por Manpower Professional, “La calidad laboral y productividad”, cuantifico por vez primera como contribuye la calidad laboral en la productividad de una empresa. Este estudio cifra en un 12% las diferencias de productividad entre regiones españolas y sectores de actividad producidas como consecuencia de la diversa aplicación de los valores que conforman la calidad laboral. Se puede concluir que “la competitividad de las empresas no sólo depende de factores de gestión económica o de marketing  sino también de una práctica empresarial coherente con las necesidades de las personas”.

La Unión Europea fija como uno de los factores que viene a definir el clima laboral idóneo  a aquel trabajo que permite desarrollar las habilidades del trabajador y que se le permita seguir aprendiendo durante toda su vida.

Los estudios del doctor, investigador y escritor, Daniel Goleman, reflejados en su libro “El lider resonante crea mas”, viene a señalar que el clima emocional en el trabajo puede incidir de un 20 o 30 por ciento en el rendimiento.

Kaplan y Norton señalaron en 1997 que “los empleados satisfechos son una condición previa para el aumento de la productividad, de la rapidez de reacción, la calidad y el servicio al cliente”.

Segun Alexandre Kjerulf, especialista en felicidad en el trabajo, trabajadores felices trabajan mejor son personas mas creativas, arreglan problemas en vez de quejarse, tienen mas energía  son mas optimistas, están mucho mas motivados, están menos enfermos, aprenden mas rápido  no se preocupan tanto por cometer errores por lo que al final cometen menos errores. La mejor forma de aumentar la productividad es fomentar la felicidad en el trabajo, no existe ningún instrumento, metodología o herramienta que facilite mayor productividad que el producido derivado de un clima de felicidad en el trabajo.

La tendencia.

La situación derivada de la crisis del modelo económico capitalista, nos indica que las organizaciones empresariales que se mantendrán en el tiempo serán aquellas concientes del desarrollo de sus trabajadores y de la sociedad en general. Así, modelos económicos como el planteado por la Economía del Bien Común  que pone en valor la dignidad del ser humano, van por este camino, tratando de dar sentido al modelo económico en consonancia con las necesidades del ser humano.

El desarrollo humano, el auto conocimiento y la conciencia, han de ser pilares básicos dentro de una empresa. Así lo señala Ken Blanchard al definir el humanismo empresarial, donde la empresa es una organización de personas felices.

Continuara…

Empresas con alma (8)


Una empresa sin alma es un proyecto ética, social y emocionalmente no sostenible.

Savador García

CsF

Hace unos días, me levantaba de la cama desconcertado por las noticias que escuchaba en la radio. Arturo Fernández, miembro de la ejecutiva de la CEOE , afamado empresario es denunciado por sus trabajadores como presunto pagador en dinero negro.

A raíz de esta noticia, me puse a pensar en el daño que este tipo de personas han hecho a la sociedad, al bien común. Lo cierto es que Arturo Fernandez representa un modelo de gestión empresarial sin alma, un modelo clásico  en el que el empresario actúa dominado por el yo sin pensar en el nosotros. Es un tipo de empresario que se deja llevar por la avaricia , alimentado por el poder, que ve el dinero como un fin y no como un medio . Arturo Fernandez y la denuncia por la que esta siendo investigado, es la representación de la caída de un mito, el empresario que esta para forrarse. Representa un modelo empresarial basado en el miedo. En definitiva,  un modelo deshumanizado y poco sostenible.

Frente a esta cultura empresarial, están surgiendo modelos de gestión fudamentados en valores humanos como la cooperación, la dignidad, el amor, la felicidad. Modelos que generan economía, que son sensibles con el medio ambiente y  que ven al trabajador no como un recurso humano sino como un fin a cuidar y potenciar.

Cuando un trabajador se siente querido y respetado por el empresario, éste suele responder dando todo su talento, alma y esfuerzo en su puesto de trabajo. Si por contra, el trabajador se siente mal tratado, éste acudirá a su puesto de trabajo pero permanecerá anímicamente ausente.

De igual forma, los proveedores, los clientes, necesitan sentirse tratados con amabilidad e incluso con cariño, pues esto, como reza la frase ” gentileza genera gentileza”, es el motor que proporciona felicidad dentro de la empresa. Y es que, cómo contaba la semana pasada, una empresa que propicia un entorno de trabajo feliz, es mucho más productiva que otra que no lo haga.

Este modelo de empresa que describo, representa una filosofía de vida fundamentada en la filantropía, entendiendo por filantropía  el amor al género humano y a todo lo que a la humanidad respecta. La propia actitud filantrópica del empresario, es en si, el bien más poderoso que cualquier otro elemento, incluido el dinero.

Ahora nos queda esperar que nuestros gobernantes sean también sensibles y, valoren y cuiden, este modelo empresarial el cual puede propiciar el desarrollo de nuestra economía y por consiguiente, ayudar a reducir la lacra social que supone tener cinco millones de parados.

¿Tu que piensas? 😉

Ver: RSC y empresas con alma

Aquí te dejo un vídeo surgido de la colaboración desinteresada de músicos de la calle repartidos por todo el mundo. Un buen ejemplo de filantropía.