Categoría: Emprender

¿Tu que prefieres, cooperar o competir? (13)


Esta tarde de primavera se me hace interesante pensar en el significado de la palabra cooperar y el poder de la misma. Si nos vamos al diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, cooperar es trabajar conjuntamente con otro u otros para lograr un mismo fin. En contraposición podemos hablar de competir , ésta palabra viene a significar “dicho de dos o más personas: Contender entre sí, aspirando unas y otras con empeño a una misma cosa

¿Cual de estas formas de actuar nos proporcionan mayor felicidad?, ¿qué supone vivir en un modelo económico competitivo?. El ser humano, la sociedad ¿son competitivos?. Si tu pierdes ¿yo gano?, ¿que pasaría si los dos ganáramos?.

Lo que pretendo es compartir una reflexión, sobre el sentido de vivir bajo un modelo económico basado en la competencia cuando parece éste estar bastante en contraposición de las necesidades del ser humano.

¿Tendría sentido competir por un mundo mejor o cooperar por un mundo mejor?.

Según Eduard Punsent, hoy podemos decir que el ser humano es más altruista que nunca aunque nos parezca mentira y es que hasta hace relativamente poco tiempo se cometían verdaderas atrocidades  que con el paso de los años han ido desapareciendo.

Por otro lado, existen evidencias en diferentes ámbitos de la sociedad donde se demuestra que cooperar puede ser un buen camino para el logro del éxito, por ejemplo en el mundo de la empresa donde la cooperación empresarial es uno de los factores que las empresas se plantean a la hora de desarrollar mejoras competitivas o un aumento en el desarrollo de sus actividades productivas o comercializadoras, o en el ámbito educativo  donde se ha demostrado que quienes tienen mayor éxito en la vida personal y laboral no son, por lo general, los primeros en su clase o en el deporte, sino aquellos que establecen relaciones sólidas, comprenden la importancia de trabajar en equipo, son capaces de motivarse aún en situaciones difíciles y pueden demorar la gratificación persistiendo en el esfuerzo por encima de las circunstancias.

Pero aún así, hay personas y tristemente gobernantes que apuestan por un modelo basado en la competencia del individuo,y si no mira aquí.

Os dejo un nuevo vídeo, esta vez protagonizado por Alex Rovira en el cual en la última parte hace una reflexión que a mi entender resulta muy oportuna sobre la cooperación y la competencia.

Os deseo una feliz semana 🙂

Anuncios

La felicidad en el trabajo II parte (10)



Un cartel que hay en mi empresa

Encuentro fascinante el hecho de que temas como la felicidad, la empresa, el bien común y el mindfulness o atención plena puedan entrelazarse con un extraordinario sentido. La empresa como organización, ha de cuidar la felicidad de las personas que la configuran, esto permite un mayor bienestar en la organización, incidiendo positivamente de esta manera en el bien común y en el rendimiento de la empresa.

La practica de la atención plena en la empresa facilita un estado de bienestar y felicidad de los trabajadores.

En la primera parte de este artículo señalé una serie de estudios e investigaciones que aseguran que la felicidad en el trabajo incrementa la rentabilidad de la empresa:

El estudio realizado por Manpower Professional, “la competitividad de las empresas no sólo depende de factores de gestión económica o de marketing  sino también de una práctica empresarial coherente con las necesidades de las personas”.

La Unión Europea … el clima laboral idóneo  a aquel trabajo que permite desarrollar las habilidades del trabajador y que se le permita seguir aprendiendo durante toda su vida.

Daniel Goleman el clima emocional en el trabajo puede incidir de un 20 o 30 por ciento en el rendimiento.

Kaplan y Norton … “los empleados satisfechos son una condición previa para el aumento de la productividad, de la rapidez de reacción, la calidad y el servicio al cliente”.

 Alexandre Kjerulf,… trabajadores felices trabajan mejor …

En esta segunda parte quiero remarcar el sentido de la practica de la atención plena en la empresa.

Cabe destacar las investigaciones del doctor Richard Davidson sobre la incidencia de la practica de la atención plena en el cerebro, éstas vienen a señalar la extraordinaria plasticidad de este órgano, pues el entrenamiento de la atención hace cambiar la forma de trabajar del cerebro, demostrándose que las zonas que ayudan a desarrollar las sensaciones positivas  se aumentan con el entrenamiento de la atención plena al contrario de las zonas de las sensaciones negativas y por consiguiente, esto se traduce en un incremento del nivel subjetivo de la felicidad de la persona.

Si a esto unimos el hecho que demuestran otras investigaciones, las que aseguran que el incremento de la felicidad subjetiva del trabajador incrementa su productividad y la de la empresa. Podemos creer que las empresas van a ir implementando actividades de atención plena entre sus trabajadores, para así favorecer el bienestar de los trabajadores y así también incrementar la productividad empresarial.

Este y el anterior post han surgido tras escuchar el siguiente podcast  ¿Qué puede hacer mindfulness por la empresa?

La felicidad en el trabajo (9)


Empresa de maderas

¿Qué relación puede tener entre si la felicidad y la empresa ?

La empresa es un espacio de convivencia , donde pasamos gran parte de nuestra vida. Un lugar donde dejamos nuestro esfuerzo para desarrollar nuestro oficio. Donde entablamos amistades, compartimos sentimientos y nos desarrollamos como trabajadores. Parece evidente que el espacio de trabajo ha de ser un lugar mimado por el empresario con el fin de que las experiencias laborales que allí se produzcan sean lo más productivas posibles.

Mi experiencia me hace pensar que son pocos los empresarios que han caído en esta idea. Siempre se ha creído que el trabajo es un lugar de esfuerzo y tensión. La mentalidad empresarial ha venido desarrollando practicas coercitivas sobre sus trabajadores para alinear y controlar a los mismos, sin caer en la posibilidad de atender sus necesidades de convivencia, familiares y de seguridad.

Estudios e investigaciones.

El estudio realizado por Manpower Professional, “La calidad laboral y productividad”, cuantifico por vez primera como contribuye la calidad laboral en la productividad de una empresa. Este estudio cifra en un 12% las diferencias de productividad entre regiones españolas y sectores de actividad producidas como consecuencia de la diversa aplicación de los valores que conforman la calidad laboral. Se puede concluir que “la competitividad de las empresas no sólo depende de factores de gestión económica o de marketing  sino también de una práctica empresarial coherente con las necesidades de las personas”.

La Unión Europea fija como uno de los factores que viene a definir el clima laboral idóneo  a aquel trabajo que permite desarrollar las habilidades del trabajador y que se le permita seguir aprendiendo durante toda su vida.

Los estudios del doctor, investigador y escritor, Daniel Goleman, reflejados en su libro “El lider resonante crea mas”, viene a señalar que el clima emocional en el trabajo puede incidir de un 20 o 30 por ciento en el rendimiento.

Kaplan y Norton señalaron en 1997 que “los empleados satisfechos son una condición previa para el aumento de la productividad, de la rapidez de reacción, la calidad y el servicio al cliente”.

Segun Alexandre Kjerulf, especialista en felicidad en el trabajo, trabajadores felices trabajan mejor son personas mas creativas, arreglan problemas en vez de quejarse, tienen mas energía  son mas optimistas, están mucho mas motivados, están menos enfermos, aprenden mas rápido  no se preocupan tanto por cometer errores por lo que al final cometen menos errores. La mejor forma de aumentar la productividad es fomentar la felicidad en el trabajo, no existe ningún instrumento, metodología o herramienta que facilite mayor productividad que el producido derivado de un clima de felicidad en el trabajo.

La tendencia.

La situación derivada de la crisis del modelo económico capitalista, nos indica que las organizaciones empresariales que se mantendrán en el tiempo serán aquellas concientes del desarrollo de sus trabajadores y de la sociedad en general. Así, modelos económicos como el planteado por la Economía del Bien Común  que pone en valor la dignidad del ser humano, van por este camino, tratando de dar sentido al modelo económico en consonancia con las necesidades del ser humano.

El desarrollo humano, el auto conocimiento y la conciencia, han de ser pilares básicos dentro de una empresa. Así lo señala Ken Blanchard al definir el humanismo empresarial, donde la empresa es una organización de personas felices.

Continuara…

Empresas con alma (8)


Una empresa sin alma es un proyecto ética, social y emocionalmente no sostenible.

Savador García

CsF

Hace unos días, me levantaba de la cama desconcertado por las noticias que escuchaba en la radio. Arturo Fernández, miembro de la ejecutiva de la CEOE , afamado empresario es denunciado por sus trabajadores como presunto pagador en dinero negro.

A raíz de esta noticia, me puse a pensar en el daño que este tipo de personas han hecho a la sociedad, al bien común. Lo cierto es que Arturo Fernandez representa un modelo de gestión empresarial sin alma, un modelo clásico  en el que el empresario actúa dominado por el yo sin pensar en el nosotros. Es un tipo de empresario que se deja llevar por la avaricia , alimentado por el poder, que ve el dinero como un fin y no como un medio . Arturo Fernandez y la denuncia por la que esta siendo investigado, es la representación de la caída de un mito, el empresario que esta para forrarse. Representa un modelo empresarial basado en el miedo. En definitiva,  un modelo deshumanizado y poco sostenible.

Frente a esta cultura empresarial, están surgiendo modelos de gestión fudamentados en valores humanos como la cooperación, la dignidad, el amor, la felicidad. Modelos que generan economía, que son sensibles con el medio ambiente y  que ven al trabajador no como un recurso humano sino como un fin a cuidar y potenciar.

Cuando un trabajador se siente querido y respetado por el empresario, éste suele responder dando todo su talento, alma y esfuerzo en su puesto de trabajo. Si por contra, el trabajador se siente mal tratado, éste acudirá a su puesto de trabajo pero permanecerá anímicamente ausente.

De igual forma, los proveedores, los clientes, necesitan sentirse tratados con amabilidad e incluso con cariño, pues esto, como reza la frase ” gentileza genera gentileza”, es el motor que proporciona felicidad dentro de la empresa. Y es que, cómo contaba la semana pasada, una empresa que propicia un entorno de trabajo feliz, es mucho más productiva que otra que no lo haga.

Este modelo de empresa que describo, representa una filosofía de vida fundamentada en la filantropía, entendiendo por filantropía  el amor al género humano y a todo lo que a la humanidad respecta. La propia actitud filantrópica del empresario, es en si, el bien más poderoso que cualquier otro elemento, incluido el dinero.

Ahora nos queda esperar que nuestros gobernantes sean también sensibles y, valoren y cuiden, este modelo empresarial el cual puede propiciar el desarrollo de nuestra economía y por consiguiente, ayudar a reducir la lacra social que supone tener cinco millones de parados.

¿Tu que piensas? 😉

Ver: RSC y empresas con alma

Aquí te dejo un vídeo surgido de la colaboración desinteresada de músicos de la calle repartidos por todo el mundo. Un buen ejemplo de filantropía.

La fórmula de la felicidad (7)


Las personas felices son 30% más productivas en el trabajo.

Shawn Achor

El motivo que me lleva hacer este post es el debate abierto hace unos días por el ministro de educación Wert. Wert aconsejaba a los estudiantes que eligieran su carrera en función de la empleabilidad y no de aquello que le gustaba o apasionaba. Este consejo me hizo preguntarme, si también a la hora de emprender debemos decidir por un proyecto que puede ser rentable sin tener presente si nos apetece o no hacer ese proyecto.

Pues bien, tengo claro que a la hora de comprometernos con un proyecto, ya sea estudiar una carrera, montar una empresa o elegir un proyecto de vida lo haría pensando en la pasión  felicidad y bienestar que ello me proporciona. Creer que la rentabilidad económica ha de ser la señal que guíe mi camino es un error.

Para justificar mi creencia os dejo un vídeo de Shawn Achor, un joven psicólogo e investigador de Harvard que ha trabajado sobre la felicidad y con el que estoy muy de acuerdo  Nos viene a contar que estamos equivocados si lo que hacemos lo hacemos para conseguir la felicidad. Según Achor, debemos cambiar la formula y trabajar en aquello que nos hace felices y no hacer algo para lograr la felicidad. Somos un 30 % mas productivos si trabajamos con amor por lo que hacemos.

¿Que piensas tu? No dejes de compartir tu opinión 😉

Qué es emprender (6)


Cuando tenemos claro cuáles son nuestras motivaciones, nuestras acciones son mucho más poderosas porque podemos llevarlas a cabo con el ciento por ciento de nuestra intención.

THICH NHAT HANT

¿Qué es emprender?

Cómo hablé en un post anterior, emprender se puede entender de muchas maneras. Particularmente me gusta definir la como  una actitud, es decir, un modo de entender la vida, es el ánimo para llevar a cabo un proyecto, un sueño.

Pero esta actitud necesita de otras herramientas para que pueda desarrollarse, se trata de valores que nos ayudaran en la aventura del emprendimiento:

Pasión por la idea que pretendes desarrollar. Resulta mucho más fácil si decides montar un negocio de algo que te apasiona que de algo que no te dice nada.

Creatividad. Esta herramienta nos ayudara a la hora de crear elementos que hagan útil y vendible nuestro producto o servicio, así cómo nos podrá aportar valor diferenciador de la competencia…

Humildad. Nos ayudará a reconocer nuestras limitaciones y por tanto a visualizar con mejor exactitud la visión de nuestro proyecto. Aquí interviene otro valor muy importante a la hora de emprender cualquier cosa en la vida, se trata de la tolerancia a la frustración, pues en la vida no siempre se consigue lo que uno desea, por eso un buen emprendedor es aquel que aunque no alcanzado lograr algunos de sus proyectos persiste llegando a alcanzar su meta.

Bien común  Puede que no estés de acuerdo con este valor, pero he decirte que actuar pensando no solo en ti sino también pensar en los demás puede proporcionarte la sostenibilidad de tu empresa. Ser conscientes de que vivimos en un mundo interconectado, donde lo que le suceda a tus vecinos puede incidir en tu vida, es fundamental.

Ambición. Es el deseo por alcanzar su sueño.

Cómo bien señala Thich Nhat Hant, es muy recomendable conocer cual son las motivaciones que nos llevan a emprender. Saber cuál son nuestras motivaciones por las que hacemos lo que hacemos nos ayudar a tomar impulso. Puede existir muchas motivaciones, pero se conoce que aquellos que emprende por dinero, algo muy lícito, lo tienen más difícil que aquellas que lo hacen movidos por intereses más pasionales y menos mercantilistas.

Idea y planificación.

Hace tiempo que me plantee que es lo mas importante si la idea o la planificación cuando se trata de emprender.

He querido saber que pensaban de esto mis amigos del Facebook y esto es lo que me han dicho.

Idea versus planificación

Gracias por vuestras opiniones, todas enriquecen el debate.

Casi todos habéis coincidido en que la idea es mas importante que la planificación  Yo entiendo que ambas son necesarias, tanto la idea como la planificación son elementales a la hora de emprender. Sin embargo, creo que debemos dar mas importancia a la planificación que a la propia idea. Hay ideas buenas que fracasan por la mala planificación. Y malas ideas que gracias a una buena planificación tienen éxito.

Hace unos días leía que un gran porcentaje de las personas que se decidían a emprender, fracasaban por la falta de planificación y asesoramiento en lo que estaban haciendo. Son muchos los que empujados por la pasión ponen en marcha su idea y cuando quieren darse cuenta han quemado todos sus cartuchos. Por tanto, es bueno tener una idea, creer en ella y en ti, pero mas importante es fijar bien los pilares de tu proyecto empresarial. 🙂

Papa, de mayor quiero ser emprendedor (4)


En mi juventud nunca se me ocurrió decir “de mayor quiero ser emprendedor”.

En aquella época, en los años ochenta y los noventa, la palabra emprender apenas se utilizaba.

Cuando estudiaba empresariales en la universidad, recuerdo con asombro y algo de vergüenza ajena que, la mayoría de mis compañeros adoraban figuras empresariales como Mario Conde. En aquellas aulas, se nos dictaba apuntes de derecho civil o mercantil y se hacían casos prácticos de contabilidad. No recuerdo que se mencionaran términos como: tolerancia al fracaso, innovar, networking, bien común y por increíble que fuera, emprender. Un día, un profesor, nos planteo hacer un sencillo experimento. El hacia una pregunta y la clase debíamos responder levantando la mano: ¿Quien quiere ser empresario?, nos dijo, a penas cinco personas levanto la mano. A continuación nos pregunto, ¿quien quiere ser funcionario?, el resto de la clase levanto la mano, casi cien personas. Fue entonces, cuando caí en la cuenta de que algo no iba bien en nuestra sociedad. No tenia sentido que una escuela donde se formaba para gestionar un negocio, fueran muy pocos los que querían emprender. Yo, por aquel entonces no levante la mano en ninguna de las preguntas.

¿Que es ser emprendedor?

A principios del dos mil, acudí un fin de semana a un encuentro de jóvenes andaluces con Felipe González. Se nos dijo que el ex-presidente nos iba hablar sobre la globalización, sin embargo, se nos engaño con el fin de no llevar en la mente ninguna idea preconcedida. Felipe Gonzalez nos hablo de ser emprendedores, de lo que significaba emprender. Felipe quiso inculcarnos de forma insistente, que emprender era algo mas que montar un negocio para obtener beneficios. Emprender, para alcanzar un sueño: escribir un libro, aprender de fotografía  crear un hogar, tener una familia, correr una mataron y por que no, montar un negocio. Entonces fue, cuando descubrí que emprender significaba mucho mas de lo que había pensado hasta entonces.

En algún otro momento después, volví a escuchar al ex-presidente diciendo que la palabra emprender no era propiedad de una determinada clase social. Las personas con ideas innovadoras, que pensaba en el bien común y la solidaridad, también podía ser emprendedora.

Con la suma de todas estas experiencias, hoy tengo en mente una concepción de emprendedor mucho mas rica. Cuando pienso en emprender pienso en soñar, en ambición  en tolerancia a la frustración pienso en colaborar para competir, en innovar, en crear…

Hace unos días, abusando de las redes sociales, solicite la ayuda a definir la palabra #emprender, aquí os dejo con los mejores twitts:

@jolimar74

@jolimar74

Espero que tu también me ayudes y colabores dejándome tu definición de emprender.

Gracias 🙂